Cardox

Cardox. elimina con facilidad materiales tan duros como el granito
en silos de almacenamiento a granel

Despeje de Materiales Combustibles con Seguridad

 

 

Si desea agilizar el trabajo de despejar obstrucciones, taponamientos y estrangulamientos en sus torres de precalentamiento, silos, hornos y depósitos, el soplador de CO2 Cardox puede ser la respuesta.

 

 

Cardox produce una liberación controlada de CO2 líquido a una presión de hasta 34 000 psi, con el poder de quebrar concreto, carbón y otros materiales de gran dureza. Dado que no presenta riesgo de incendio, Cardox se utiliza ampliamente en lugares en los que hay presencia de polvo, químicos o materiales combustibles peligrosos.

 

 

 

Utilizamos Cardox diariamente en nuestros servicios de limpieza de silos. Nuestro enfoque práctico nos llevó a desarrollar la Bomba de llenado rápido y el Cabezal de llenado automático, que revolucionaron la manera en que se llenan los tubos Cardox. El sistema de soplado de CO2 Cardox de Pneumat es simple, eficiente y más confiable que cualquier otro sistema del mercado, y ha convertido efectivamente las fallas de encendido en cosa del pasado.

 

 

 

 

 

 

 

Sistema Seguro y Reutilizable

 

El sistema de soplado Cardox es una manera segura y efectiva para despejar obstrucciones y estancamientos de la línea de manejo de materiales a granel. De manera potente pero suave, quiebra piedra, concreto y otros materiales que se hayan vuelto duros como la piedra. Las paredes del recipiente de almacenamiento no sufren daños en el proceso. Cardox es económico y seguro para transportar. Los tubos están diseñados para llenarse, encenderse, reconstruirse, llenarse y encenderse nuevamente.

 

 

Cardox

Video del funcionamiento del equipo Cardox

Cómo funciona CARDOX

La parte principal del sistema Cardox es un tubo de acero aleado de alta resistencia reutilizable, que contiene una carga de dióxido de carbono líquido y un calefactor de seguridad. Cuando el calefactor se activa de manera remota por una pequeña carga eléctrica, el CO2 alcanza el valor de presión de corte del disco de ruptura (hasta 34 000 psi). El CO2 a alta presión se libera instantáneamente a través de los orificios del cabezal de descarga, lo que genera una potente fuerza que desplaza obstrucciones de toneladas en menos de un segundo. Una vez encendido, el tubo Cardox se reconstruye con un nuevo calefactor de seguridad, disco de corte y arandela sellante Cardox y se recarga con CO2 para otro uso.